Titulares

lunes, 30 de septiembre de 2019

Leonel Fernández dice que situación y desesperación que se vive en Haití representa un gran desafío para la República Dominicana.


El presidente del Partido de la Liberación Dominicana, Leonel Fernández, dijo que la historia de esa organización política es que una vez superados los conflictos y diferencias surgidos en las primarias, ese partido se reunifica en torno al candidato presidencial electo.

“Porque al final, ¿Qué es lo que quiere el Partido de la Libración Dominicana?, ganar las elecciones, porque hay un compromiso con la sociedad dominicana que es continuar la obras de progreso, avance y bienestar del pueblo dominicano”, expuso Leonel Fernández, entrevistado este lunes en Matinal 5, en cadena con los demás medios de la empresa Telemicro, reseñado por prensa del PLD.

Reiteró que una vez superado esa etapa de competencias y conflictos, entrarán en una etapa de reunificación y fortalecimiento y “ustedes nos verán en las calles”.

“Yo he tenido diferencia…, pero el Partido de la Liberación Dominicana sabe que su compromiso es con la estabilidad del pueblo dominicano”, resaltó.

Fernández expresó que los encuentros de los precandidatos presidenciales del PLD parecen actividades de campañas nacionales ya que las mismas son multitudinarias, nutridas y compactas y llenas de regocijos y algarabía. “Parece como el primer día de una revolución triunfante”.

Cuestionado en torno a la situación actual de Haití, el expresidente de la República manifestó que los acontecimientos ocurridos en estos días, así como los de febrero y el año pasado, luego de la aplicación de los acuerdos con el Fondo Monetario Internacional (FMI), confirman que definitivamente ese país es un Estado fallido.

“La proyección de crecimiento de Haití para este año es de 0,5 por ciento, el año pasado creció 0,6 % o sea que esa economía viene en declive”, explicó.

Apuntó que el Producto Interno Bruto (PIB) haitiano es de 8 mil millones de dólares y el dominicano es de 25 mil millones de dólares.

Recordó que el presidente Jovenel Moise fue electo con el 18 por ciento de la población haitiana, aclarando que de esa votación el 50% votó a su favor dando una base de sustentación de un 9 por ciento.

Agregó que fruto de esa situación ese gobierno no tiene conexión con la sociedad haitiana y que hace poco se inició un juicio político en su contra, con poca probabilidad de prosperar ya que no existe el predominio de una clase política en el parlamento haitiano que está muy disgregado.

“En Haití se presentan dos problemas coyunturales que va a agravar la situación, el primero es que el próximo mes de octubre sale la Misión de la Minustah, que se mantuvo allí durante prácticamente diez años”, destacó.

Añadió que la salida de la Minustah significará mil millones de dólares menos en la economía haitiana, implicando un debilitamiento en su seguridad y en la economía. “El otro factor es la desaparición de Petro-caribe, dando lugar a una crisis del combustible. No hay combustible en Haití, el país está prácticamente paralizado, exigiendo la salida de presidente Jovenel Moise, que podría conllevar a una nueva etapa de ingobernabilidad”.
« PREV
NEXT »

No hay comentarios

Publicar un comentario